¡Así es la Champeta, Así eres tú : esto es Champetú!

Por: Yeniffer Mendoza

Cuando hablamos de Champeta nos referimos a un ritmo musical que nace y se escucha con frecuencia en Cartagena, generalmente en las zonas “populares o barrios marginados de la ciudad”.

Nos referimos a un ritmo que en sus inicios nos recuerda que tenemos raíces negras y reivindica la herencia de nuestra madre África, lo cual se refleja a través de las placas o pregrabados de uno de los pick ups más antiguos de Cartagena,  El rey de rocha:

Aquí suena El Rey de Rocha!!! El orgullo de los bailadores. Sus discos no los tiene nadie porque es duro de conseguir. El orgullo de Rocha, el orgullo de la Madre África, arrodíllense, señoras y señores, arrodíllense. Gózalo mi negramenta, los lenkos, mi gente de pelo quieto, goza, gózalo para la gente brava, sólo ustedes saben gozá!!”

No en vano, el origen constitutivo de la Champeta es la circularidad cultural o el intercambio de ideas e influencias mutuas entre África y Cartagena. Aclarando además, que este género logra consolidarse por la significativa  aceptación de los ritmos africanos que se introdujeron a través del  Festival de Música del Caribe de 1983.

Recordemos que la Champeta nace a finales de los años sesenta y a principio de los setenta, cuando un grupo de marineros después de realizar sus viajes por África traen a Cartagena música africana grabada en discos de contrabando que eran vendidos a los dueños de los pick ups, estos los ponían a sonar como exclusivos y posteriormente al fusionarse con otros provenientes de San Basilio Palenque se origina la Champeta, siendo Viviano Torres su principal precursor.

Ahora bien, muy a pesar de que la Champeta en sus inicios fue un género musical exclusivo de la “clase subalterna de La heroica”, hoy parcialmente goza de la aceptación de miles de cartageneros por haberse expandido, gracias a la comercialización del ritmo, lo cual también se debe a la creación de firmas musicales como lo es la OMR, Organización  musical rey de rocha.

Sin embargo, la Champeta no ha perdido su origen popular, pero sí ha dejado de ser monopolio de las clases populares, y como plantea Canclini: “Lo popular no es monopolio de los sectores populares”, porque son más que paquetes de objetos, como prácticas sociales y procesos comunicacionales, entonces se rompe el vínculo fatalista y naturalizante que asocia a ciertos grupos culturales con grupos fijos.

Así es la Champeta, así eres tú: esto es champetú, precisamente porque en Cartagena se vive el goce de una cultura picotera donde todos los aficionados de la champeta o “champetúos” se reúnen en interacción y se entregan a un ritmo musical que relaja, que los hace sudar hasta el cansancio pero que en muchas ocasiones los libera de incontables malos ratos y hasta del estrés. Es por ello que el baile de la Champeta es conocido como Terapia criolla.

Esto es champetú porque la Champeta transmite alegría y la alegría eres tú, esto es champetú porque el “ser caribeño” en medio de este goce es sinónimo de sabrosura, de frescura y de gusto, tanto que, oficial o no, la Champeta es Patrimonio Inmaterial de Cartagena, pues así lo declararon muchos cartageneros en una actividad realizada por la Fundación Roztro y varios artistas musicales de la Champeta  en la Plaza de los Coches en el centro histórico de la ciudad el pasado 27 de mayo.

Esto es champetú porque la Champeta es un género que ha creado identidades, -la identidad del “champetúo”-,  y ha logrado obtener cierto reconocimiento no sólo en Cartagena, sino en toda la costa caribe colombiana y en gran parte del interior del país. La Champeta es la pasión de todo un pueblo, pero la pasión la pones tú, por eso esto es champetú.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *