Las manos detrás del sabor

Vía: www.másquesabores.wordpress.com 

Por: Stephanie Escudero Lordouy.

En Cartagena se conoce al bollo como un alimento de origen indígena que se envuelve en hojas de maíz. Este se hace con distintos ingredientes, algunos son de mazorca, otros de plátano, de yuca y de maíz seco.

Los bollos se pueden conseguir muy fácilmente en nuestra ciudad, algunos vendedores salen por los barrios y los comercializan con a una frase muy característica:”Bollo de mazorca y queso”. Claro que, no es lo mismo escuchar gritarlo por ellos mismo, que leerlo aquí.

Otros vendedores, por su parte, prefieren establecerse en un lugar especifico y ahí vender sus productos. Ese es el caso de la señora Piedad, una mujer que a los 14 años  aprendió a hacer los bollos y  tiene más de 25 años vendiendo los productos en el mismo lugar, el Centro Histórico de Cartagena.

Cuenta que, todos los días se levanta a las 5 de la mañana,empieza hacer estos envueltos y por ahí a las dos de la tarde sale a tomar  el bus desde  Arjona  (municipio de Bolivar) donde vive y que esta a mas o menos una hora y media del Centro Histórico de la ciudad.

Esta mujer no tiene una hora especifica para devolverse a su casa, pueden que hayan días que regrese a las 6 pm pero hay otros días que se va un poco más tarde, todo depende de la venta. Entre otras cosas, la señora Piedad me confesó que el bollo de mazorca es el más difícil de hacer, para ella, además que su procedimiento es aún más largo que el de coco.

En definitiva, detrás del sabor del bollo hay manos laboriosas, hay más que sabor.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *