Víkingur Ólafsson: música, ciencia y armonia en el Festival Internacional de Música

Por: Nabely Figueroa

Una de las grandes sorpresas de este año del Cartagena XIII Festival Internacional de Música ha sido definitivamente el pianista islandés Víkingur Ólafsson. Graduado de la academia de Julliard, y con un contrato exclusivo con Deutsche Grammophon, bajo el cual lanzó los Estudios de Philip Glass en enero del 2017, se presenta ante el público del Festival como un artista digno de escuchar.

El virtuosismo y la pasión con la que lleva a cabo cada obra es sin lugar a dudas su marca de agua, no en vano el New York Times lo ha proclamado el “Glenn Gould de Islandia”. Uno de los factores que envuelven al público en su musicalidad, es la excepcional capacidad que tiene de armonizar el gran cosmos que puede representar la línea temporal de la música. Nos referimos con esto a la facilidad con la que en una misma noche puede interpretar en el Teatro Adolfo Mejía el Concierto para piano y orquesta n.° 5 en fa menor, BWV 1056, de J. S. Bach, y luego, en la Plaza San Pedro Claver, las Etudes, de Philip Glass, pasando del barroco a lo contemporáneo en tan solo tres horas, guardando su poder de cautivar de forma casi espiritual al público de ambas.

Bien podría decirse, sin caer en hipérboles o formas poéticas, que tanto el público como los transeúntes que por la
plaza pasaban callaron y lo escucharon, hasta el punto de llegar a respirar y moverse bajo la cadencia que Ólafsson brindaba con sus interpretaciones.

Una de las medidas a las que se puede acudir para saber el impacto que tuvo un artista en el espectador, es observar la intención que tiene la persona de volver a ese instante de música que recién presenció. Si busca recordar el nombre del artista y de la obra, anotarlo en algún lugar, con la intención de poder volver a él en un futuro, entonces podría decirse que el artista realmente “habló”.

Eso lo logró Víkingur Ólafsson con el público cartagenero: seguir resonando en ellos. Se observaban va los espectadores ir a sus libros de programación para buscar su nombre, las obras que había tocado, quién era él, de dónde venía. Su música se guardó en la ciudad. El parche cultural habló con el sobre la música, la ciencia y esto fue lo que nos contó:

¿Cómo ha sido la experiencia de tocar aquí en Cartagena? Es tu primera vez, cuéntanos un poco..

Es asombroso, es incluso mi primera vez tocando en Suramérica, y estaba buscando hacerlo durante toda la temporada, tuve varios conciertos maravillosos durante esta temporada de invierno, pero este ha sido definitivamente uno de mis highlights. Sabes, yo vengo de Islandia, viajé desde allí donde nieva mucho, y venir aquí con 30°c se siente como viajar en el tiempo. La gente aquí es maravillosa, son tan amigables, y agradecidos por la música y por el espíritu del festival, ¡claro que estoy muy inspirado por todo! Muy feliz por los conciertos, ha sido una experiencia excelente.

¿Qué piensas sobre la temática de este año del festival? Conjugar la música, los números y la ciencia

Me encanta. Pienso mucho sobre ello, porque en música tienes estas estructuras que son básicamente matemáticas, pero eso no es por lo que nosotros tocamos música, no tocamos porque son matemáticas asombrosas, tocamos porque hace algo en el corazón, y amo esta reunión de la estructura y el intelecto, y luego de las emociones en el corazón. Así que para mí es un excelente tema, hace que la gente escuche la música de una forma diferente, y ha sido hermosamente hecho aquí en el festival.

Y la última pregunta, esta música que tú tocas que no se enfoca solo en el barroco y en el renacimiento, sino que también abarca lo moderno y lo contemporáneo, ¿Qué te lleva a inclinarte por ese camino?

Yo toco todo desde Bach hasta el presente, lo contemporáneo lo toco en algunas ocasiones, podría decir que el 80% de lo que toco es Bach, Mozart, y Beethoven, pero necesito todo eso, porque yo no pienso “cuándo es escrita la música”, yo pienso en la calidad de la música y cómo me habla a mí. Cuando toco Bach en ocasiones siento que Bach es un compositor muy moderno, se siente tan moderno como la nueva música escrita en el ahora, si lo tocas de la forma adecuada claro está. Con la nueva música no la toco porque es nueva, yo solo toco la nueva música que amo, y eso es muy importante, soy muy específico sobre lo que toco, cuándo encuentro algo que enserio me gusta no me importa cuando se escribió, solo pienso en que habla para mí y en lo mucho que quiero que hable para las otras personas también.

Facebook Comments